92 años de presencia Redentorista en Venezuela

0
2039

92 años de presencia Redentorista en Venezuela

La Congregación del Santísimo Redentor está de fiesta, se celebran 92 años de presencia de los misioneros redentoristas en Venezuela.

El 14 de marzo de 1925 llegan a Barquisimeto los padres Andrés Alvarez Palacios, Esteban Arce y el hno. Rafael Nebot Robles para comenzar la fundación, hasta el día 24 se alojan en el Palacio Episcopal.

Desde el día 24 de este mes hasta el 3 de febrero de 1927 vivirán en una casa alquilada cerca de la Iglesia de San José. El primer Visitador o Viceprovincial de la fundación en Venezuela es el padre Andrés Alvarez (1925-1927) Llamándose Viceprovincia Venezolana.

A continuación, extracto del Libro “Los Misioneros Redentoristas en Venezuela 1925-2008. Memoria y Análisis”, escrito por el Padre Lauro Núñez Huerta. Septiembre 2009. (Pág. 26-30)

 

FUNDACIÓN DE SAN JOSÉ DE BARQUISIMETO (1925)

 

“Aún sin estar del todo terminado el templo (San José), el anciano Obispo de la ciudad, Mons. Aguedo Felipe Alvarado, resuelve entregárselo a una Congregación Religiosa. Se lo ofrece a los Capuchinos quienes, después de examinar la oferta sobre el terreno, deciden rechazarla. Ante esta negativa, Mons. Alvarado recurre al Nuncio Mons. Felipe Cortesi en demanda de consejo. Este le sugiere entregar el templo a los Misioneros Redentoristas, cuya forma de trabajo conocía ya desde Europa y sobre todo en Colombia y Ecuador. El mismo Nuncio se encarga de escribir al Cardenal Gasparri pidiéndole establezca contactos con el Superior General de los PP. Redentoristas, P. Murray, con la intención de hacerle comprender las ventajas que podrían resultar para su Congregación el introducirse en Venezuela.

 

El Superior General remite el asunto al P. Mutiloa, Superior de la Provincia Española. En un principio el P. Mutiloa pensó enviar corno inspectores personales de la propuesta a algunos Padres Redentoristas españoles residentes en México. Sin embargo, ante las facilidades ofrecidas por el Sr. Obispo de Barquisimeto, tanto en orden a las primeras bases de la fundación como con respecto al viaje desde España de los primeros Redentoristas destinados a Venezuela, el P. Mutiloa decide dar curso inmediato a la fundación, presentando el 1 de junio de 1924, en una carta, las condiciones de aceptación de la propuesta. El 20 de agosto el Sr. Obispo, por medio de su Vicario, contesta con otra carta en la que especifica los puntos a los que se compromete la diócesis al recibir a los PP. Redentoristas.

 

Sobre esta base el P. Mutiloa nombra en enero de 1925 a los tres primeros Redentoristas que se embarcarán para Venezuela: los PP. Andrés Álvarez Palacios y Esteban Arce y el H. Rafael Nebot. El 15 de febrero salen de Cádiz en el vapor español “Buenos Aires”.

 

Los acompaña Mons. Chacón, Provisor de la Arquidiócesis de Mérida (Venezuela), que regresaba para su patria desde Roma, después de haber hecho la visita ad limina en sustitución de su anciano e impedido Arzobispo. Bajo los efectos de la advertencia del Papa de que “cuanto antes se proveyese a esta necesidad urgente” (tener en la diócesis alguna casa de misioneros), Mons. Chacón se había presentado en la casa del Perpetuo Socorro de Madrid para tratar sobre la posibilidad de una fundación Redentorista en Mérida.  Allí manifestó “que vería con agrado que nos estableciésemos en la Arquidiócesis merideña, donde encontraríamos amplio campo para ejercer nuestro ministerio. Se comprende que los superiores aplazasen para más adelante acceder a [estas] pretensiones, dando, entre tanto esperanzas de que una vez radicados en Barquisimeto podíamos desde allí tratar mejor el asunto”. En Madrid le informaron de la pronta partida de tres Redentoristas para la diócesis de Barquisimeto.

Hermosa estampa tropical con algunos de los primeros redentoristas en Venezuela en el año 1929. De pie Izq.-der.: Hnos. Isilio Colmenares y Rafael Nebot, PP. Nicanor Vadillo, Fidel Lucio, Feliciano Vilas y José Fernández Posado. Sentados: Joaquín Sánchez, Andrés Alvarez, Ramiro Macua, Gregorio Arbeloa, Esteban Arce y José Pardo.

Mons. Chacón se embarca con los tres Redentoristas rumbo a Venezuela. Los días interminables de la travesía le brindan al Vicario emeritense una excelente ocasión para estudiar y analizar cuidadosamente a los nuevos miembros de la Iglesia venezolana, su espíritu, sus pretensiones y sus proyectos. El examen fue prolongado y detenido. Pero las calificaciones debieron ser altas si nos atenemos a las consecuencias. Mons. Chacón, después de esta travesía, redoblará sus insistencias por conseguir una fundación en Mérida.

 

El 12 de marzo atracan en La Guaira, donde son recibidos por el Vicario de Barquisimeto, Mons. José de Jesús Crespo. El 14 llegan a Barquisimeto y se alojan en el Palacio Episcopal hasta el 24, día en que se trasladan a una casa alquilada cerca del templo de San José. En esta casa alquilada vivirán hasta el 3 de febrero de 1927, fecha en la que se instalarán en residencia propia adosada al templo.

 

La erección canónica de esta primera casa fundada en Venezuela tiene lugar el 23 de octubre de 1925.

1925: Manos a la obra para refaccionar el templo de San José y construir la residencia de los Misioneros

El 9 de noviembre se comenzaron los trabajos de construcción de la Residencia de los Misioneros al lado norte del templo de San José y también la sacristía del templo. Trabajan materialmente en su construcción el P. Leonardo González Cudeiro y Hno. Pedro García González. Se concluyó en poco más de año y medio.

 

Al finalizar este año, la primera comunidad redentorista en Venezuela estaba ya formada por seis miembros: PP. Andrés Álvarez, Esteban Arce, José Fernández Posado, Leonardo González Cudeiro y los Hermanos Rafael Nebot y Pedro García.  Los nuevos incorporados (Posado, Leonardo González y Pedro García) desembarcaron en Venezuela por Puerto Cabello (puerto de mar cercano a la ciudad de Valencia), desde donde se trasladaron, acompañados por el P. Álvarez, en vehículo, a Barquisimeto, pasando por Valencia y Acarigua.

 

Como era natural, a esta primera comunidad redentorista de Venezuela le corresponde también el honor de haber dado la primera Misión Popular Redentorista en dicho territorio. Se celebrará precisamente al sur de la ciudad de Barquisimeto, en el antiguo templo de Ntra. Sra. de San Juan de los Lagos, del 2 al 11 de enero de 1926. Sin embargo, la primera campaña misional continuada comenzará en Aroa, Estado Yaracuy el 18 de enero de ese mismo año, durando dicha campaña hasta el mes de junio.

 

Misionarán, en esta primera campaña misional en Venezuela, las poblaciones de Aroa, San Felipe, Cocorote, Guama, San Pablo, Yaritagua, Urachiche, Campo Elías, Chivacoa, Nirgua y Cabudare.

 

También a esta casa le corresponde el haber sido la primera casa redentorista de Venezuela declarada oficialmente por el Gobierno General de la CSsR como casa Noviciado en junio de 1928. El 2 de julio comienza el Noviciado bajo la dirección del P. Vilas, como Hno. Coadjutor, el primer novicio venezolano, el Hno. Isilio Colmenares.

 

EN LA ACTUALIDAD

Tenemos presencia Redentorista en Caracas (Santuario de Coromoto – Filosofado pedro Donders y Brisas del Paraíso); Valencia (Parroquia La Purísima); Barquisimeto (Parroquia san José), San Cristóbal (Santuario del Perpetuo Socorro), Barinas (Parroquia Medalla Milagrosa) y Maracaibo (Parroquia San Alfonso atendida por la Provincia de Bogotá).

“Para nosotros, hoy es un desafío nuestra presencia  como Redentoristas en el país. Para la fecha la Viceprovincia se compone: Sacerdotes: 18; estudiantes de votos temporales: 1. En período de formación, sin votos: pre novicios: 2; estudiantes de filosofía: 6, propedéutico: 6.

Durante el cuatrienio, en relación a las casas se puede decir que tenemos: cuatro comunidades, una casa de formación (Propedéutico y Postulantado) y una vicaria. Participamos del noviciado de la URNALC y el profeso de votos temporales, realiza sus estudios en el  Teologado San Juan Neumann de la Provincia de Bogotá.

Continuamos con el trabajo de las parroquias; en algunas se han tenido que ajustar por el escaso personal, ya somos dos congregados  por comunidades, exceptuando alguna.

En el orden interno de la Viceprovincia ha sido significativa la organización de las Asambleas Viceprovinciales que han significado una mayor implicación de todos los miembros en la marcha de la Viceprovincia…

También es importante señalar el “Encuentro anual de laicos redentoristas”  y de los jóvenes.  Como sabemos se ha decidido no darle continuidad por la misma situación del país. Cada vez es más difícil organizar y participar en  estos encuentros. Sin embargo, no queremos que este acompañamiento se termine, por el contrario queremos buscar formas de seguir respondiendo, que sean efectivas y relevantes. En cuanto a las misiones, se ha continuado con nuestra presencia misionera, a pesar de la falta de personal, se ha tenido misión con laicos, con jóvenes y conjunta”. (Tomado de una reflexión del P. Denny Jiménez, Superior Viceprovincial).

Asamblea Viceprovincial 2016. Valencia. Venezuela.

Informa Padre Alexander Nieves

Print Friendly, PDF & Email