Publicado el segundo número de Studia Moralia del 2017

0
256

Humanae vitae se publicó en el verano de 1968, después de interminables polémicas y enfrentamientos que habían comenzado, no tan vehementemente, en el mismo Salón conciliar y la publicación fue seguida por un debate a veces acre, como ningún otro texto magisterial moderno. Mientras el quincuagésimo aniversario de la Encíclica está a punto de comenzar, otro texto magistral, Amoris laetitia, está provocando una oleada de reacciones opuestas que han llegado, en los adversarios, a tonos inusitados para acusar al Santo Padre de alejarse de las filas de la doctrina correcta y incluso traspasar y llegar a la herejía.

Nuestra revista ha dedicado un considerable trabajo teórico y pastoral de calidad a algunos puntos de la Exhortación Apostólica, y también en este tema hay otros proyectos en este sentido. El artículo de apertura de Msgr. Mauro Cozzoli, la primera parte de una intervención más amplia, pretende ir más allá de la polémica que ahoga, por así decirlo, como las plagas que infestan el uno y el otro texto, para comprender los aspectos de continuidad y novedad a la luz de la doctrina para reconciliarse en el matrimonio. Después de Gaudium et spes, el amor se adquiere ahora como un principio hermenéutico y ético del matrimonio y la familia y de esta centralidad del amor como una realidad puramente humana son testigos, de diferentes maneras, pero con continuidad sustancial sea la Humanae Vitae como la Amoris laetitia a través del hilo rojo del magisterio de Juan Pablo II expresado sobre todo en la Familiaris consortio, y en la famosas Catequesis sobre el amor. Más allá de las normas de funcionamiento, orientaciones pastorales siempre perfectibles, y concretas, siempre en la necesidad de contextualización y adaptación, centrarnos en los ideales fundamentales de esta enseñanza nos parece una indicación metodológica valiosa.

Print Friendly, PDF & Email