Campo de trabajo de los seminaristas de la Provincia de Liguori

0
419

(Mattor, India) – Se organizó un campo de trabajo para los seminaristas en la provincia de Liguori, India, del 7 al 11 de mayo de 2018 en un lugar llamado Mattor en el distrito de Ernakulam, en Kerala. El campo de trabajo es un programa de sensibilización para seminaristas, que realizan sus estudios filosóficos y teológicos, como parte de nuestra educación integral. Se organiza todos los años principalmente durante el período de nuestras vacaciones. También es una extensión del aspecto práctico de nuestras academias. Además, es una oportunidad para poner en práctica lo que hemos adquirido intelectualmente en las aulas y hacerlo más concreto y tangible a la experiencia de la vida cotidiana.

La tarea que hemos emprendido esta vez ha sido renovar la casa del Sr. Vareeth Palatty. Durante muchos años, el Sr. Vareeth y su esposa anciana estaban solos en una casita pobre. La condición de la casa era realmente patética, ya que el techo e incluso las paredes perdían agua durante la temporada de lluvias. Ni siquiera había una seguridad adecuada para la casa. Prestando atención a su lastimosa condición y dándose cuenta de que sus hijos no realizarán más acciones para reparar su hogar, nuestro padre provincial Joy Poonoly y el Vicario p. Joseph VJ junto con los seminaristas tomaron la iniciativa de renovar su hogar.

Éramos unos 20 seminaristas para enfrentar este desafío. Para implementar efectivamente este proyecto, hemos sido divididos en tres grupos. Cada grupo recibió diferentes tareas, como ayudar a reparar el techo, traer ladrillos, construir la pared, pintar y otros trabajos de albañilería. Además de este proyecto, también hemos ayudado a cultivar hortalizas y cultivos de renta en la casa provincial. Al igual que cualquier otro trabajador ordinario, comenzamos nuestro trabajo a las 8:00 y lo terminabamos a las 5:00 p.m. La presencia de p. Giuseppe y la visita ocasional del p. Joy nuestro provincial y el Padre Poly, nuestro prefecto, realmente nos ha estimulado a dar lo mejor de nosotros.

Al final de nuestro campo de trabajo, mientras el Sr. Vareeth Palatty extendía su gratitud por la reparación de su hogar, podíamos sentir una especie de satisfacción y alegría que resuena con un amor puro y desinteresado. Además, también fue un momento para nosotros, estudiantes y religiosos, para amar y disfrutar de nuestro afecto y aliento fraternal.

Jinto Thekkanath, CSsR

Print Friendly, PDF & Email