Seminarista redentorista irlandés de interno en el tribunal de la Arquidiócesis en el centro católico de Nueva York

0
443

SERVICIO DE VERANO – Holovlasky Ryan, un seminarista redentorista irlandés, hace algunas lecturas durante la última semana de su servicio de verano en el Tribunal Metropolitano de la Arquidiócesis de Nueva York en el Centro Católico en Manhattan el 9 de julio. Sus deberes durante el programa de seis semanas incluyeron ser parte del personal del Tribunal que sometieron las reflexiones escritas al vicario judicial de la Corte.

——

Ryan M. Holovlasky habla cuatro idiomas y comenzó a estudiar un quinto. Es licenciado en filosofía y está trabajando en una maestría en divinidad. Holovlasky, 32, es un seminarista redentorista que, después de pedirlo, studiará una licenciados en derecho canónico.

Nacido en Irlanda, acaba de completar una experiencia en el Tribunal Metropolitano de la Arquidiócesis, supervisado por el padre Richard L. Welch, C.Ss.R., Vicario judicial, quien describió a Holovlasky como “muy inteligente”. “Tiene un agudo sentido de cómo se necesita la ley canónica en la Iglesia”, dijo el padre Welch.

Las seis semanas de trabajo comprendieron ser parte del personal judicial que terminó el 13 de julio y envió una reflexión escrita al padre Welch, por lo que Holovlasky regresó a sus estudios en San Antonio, en la Escuela de Teología de los Oblatos. Está en camino a la ordenación para el 2021. El seminarista ha experimentado luchas personales, incluida la pérdida de la hermana menor que ha murió de una muerte violenta en Sudáfrica. Estos desafíos le permitieron ayudar a otros en sus luchas de la vida.

“Como Redentoristas, este es nuestro llamado, viajar con personas a través del dolor”, dijo Holovlasky en una entrevista el 5 de julio en las oficinas del Tribunal Metropolitano en el Centro Católico de Nueva York en Manhattan. “Muchos de nosotros somos predicadores misioneros, entonces entramos a la vida parroquial. Pero siempre me ha interesado la ley. Nos fundaron en Italia en 1732. Nuestro fundador (Sant’Alfonso Liguori) era un teólogo moral, pero también era un abogado de derecho canónico. “Holovlasky notó que el objetivo de San Alfonso era llegar a los pobres y a los más abandonados. Dijo que los Redentoristas trabajan de manera pastoral, para aquellos que necesitan ayuda.

También señaló que gran parte del trabajo del tribunal se ocupa de las anulaciones matrimoniales, pero que los casos que involucran procedimientos del sacerdocio también prevalecen. El seminarista dijo que sus estudios y su trabajo misionero también lo llevaron a Chicago, Washington, D.C. y Ottawa, Canadá. Dijo que parte de la razón por la que se sintió atraído por la ley canónica fue la crisis de abuso del clero que estalló en Irlanda en 2004. Decidió que eventualmente buscaría la manera de ayudar a sanar a las víctimas y ayudar para sanar también la Iglesia.

Holovlasky dijo que su hermana fue asesinada en Sudáfrica por un ex novio hace dos años. Otro desafío personal se produjo hace siete años cuando sus padres se divorciaron. Creció en Sudáfrica debido a los compromisos de trabajo de sus padres; su padre, que trabajaba para la Organización Mundial de la Salud, regresó a su Austria; su madre se quedó en Sudáfrica con cuatro hijos; él tiene dos hermanos mayores.

Se unió a los Redentoristas en 2012, hizo sus primeros votos en 2015 y planea emitir los votos perpetuos en 2020. Un año más tarde, comenzará sus estudios para la obtención de la licencia para practicar la ley canónica, lo que significa que podría servir como un juez , abogado o abogado defensor. de la ley eclesiástica, dependiendo del rol asignado a cada caso. También tiene la intención de buscar posteriormente un doctorado en derecho canónico. En su adolescencia, Holovlasky se había aventurado en el sector de la aviación en los EAU, comenzando como un miembro de la tripulación, a continuación, la formación de otros trabajadores de la aviación y posteriormente trabajar en la administración.

Además del inglés, habla alemán, holandés y afrikaans y estudia italiano. También aprenderá latín, que es esencial para el estudio del derecho canónico. Viene de Dundalk, Irlanda, a unos 90 minutos en coche al norte de Dublín. Sus intereses pastorales comenzaron temprano y “Cuando tenía 7 años, supo ya que quería ser sacerdote.”

Armando Machado

Print Friendly, PDF & Email