Palabras de sabiduría de Gilles Deleuze

0
181

(del Blog de la Academia Alfonsiana)

Gilles Deleuze (1925-1995) fue uno de los filósofos franceses más importantes del siglo XX. Antes de morir, acordó conceder una larga entrevista de un tipo bastante especial, ¡pero con la condición de que no fuera publicada hasta después de su muerte! En francés, el título de la entrevista, publicada en dos DVD, es L’Abécédaire de Gilles Deleuze porque Deleuze comentó un término que comienza con cada letra del alfabeto (Animal, Boisson … etc.).

En un estilo coloquial, la entrevista contiene una serie de reflexiones estimulantes y mucha sabiduría verdadera. ¡El propósito de esta publicación es compartir sus comentarios cuando llegó a la letra P de profesor!

La señora que realizó la entrevista preguntó: “Profesor, una vez enseñó en una escuela secundaria y ahora es profesor de filosofía en la Sorbona. ¿Puedo preguntarle cuál es la principal diferencia entre la forma en que prepara las lecciones para la escuela y la forma en que prepara sus lecciones para la universidad? Deleuze sonrió, sacudió la cabeza y dijo: “Absolutamente ninguna. Cuando enseñaba en la escuela, leía y escribía hasta que encontraba algo que tenía que decir. Una vez que lo encontraba, ya sabía que estaba listo para enseñar. Yo hago exactamente lo mismo en la universidad “.

¡Qué diferente sería la enseñanza, la predicación y la escritura si todos respetaran este criterio! Para apreciar por qué, debemos pensar de dónde viene este “deber”. Me parece que el “deber” expresa un imperativo, un imperativo categórico. Después de luchar con una pregunta por un tiempo y haber llegado a un momento de iluminación y comprensión, el profesor no puede conservar lo que acaba de aprender por sí mismo: tiene que compartirlo con sus alumnos. Y, por supuesto, hay mucha diferencia entre escuchar a alguien que tiene que decir lo que está diciendo y alguien que balbucea sin una preparación adecuada y sin convicción.

Martin Mckeever

Print Friendly, PDF & Email