7 palabras de San Juan Pablo II sobre la Beata Celeste Crostarosa

0
1902

Hoy, 11 de septiembre, Memoria de la Beata María Celeste Crostarosa O.Ss.R. ofrecemos un artículo sobre la Beata del portal a12.com

San Juan Pablo II legó a las Religiosas Redentoristas un afectuoso mensaje sobre la vida de la Beata María Celeste Crostarosa.

En aquella ocasión, el 31 de octubre de 1996, se celebró el tricentenario del nacimiento del religioso, fundador de la Orden del Santísimo Redentor (1696 – 1996). Hasta entonces la monja no había sido beatificada y quién hubiera pensado que el Papa se convertiría en un santo para la Iglesia.

En su discurso, San Juan Pablo II dejó 7 mensajes para las religiosas, que también pueden ser útiles para la vida cristiana. En algunos de ellos el santo Papa indica características de la espiritualidad de los bienaventurados, que eliminó cuidadosamente de sus escritos. Aquí están los mensajes:

CRISTO EN EL CENTRO

La propuesta espiritual de la Madre Celeste es profundamente cristocéntrica.

“Se articula en torno al misterio del Verbo encarnado que el Espíritu actualiza incesantemente en nosotros, transformando nuestra vida en la suya: Cristo puede así renacer en el mundo, en el alma de sus amados” (cf. Autobiografía).

TRANSFORMACIÓN EN LA EUCARISTÍA

Se refiere constantemente a la Eucaristía como fuente de transfiguración.

“De hecho, señala la plena transformación eucarística como punto de llegada de todo camino espiritual: ‘Me acerqué a la Sagrada Comunión y tú me transformaste en ti, porque entré en la humanidad de tu divino Verbo y comencé a sacrificarme por el Padre por “todos los hombres” y saborear los “méritos y gracias” que, mediante su pasión, Cristo ha difundido a “todas las almas de los fieles”, uniéndolas y glorificándolas en su “humanidad unida al Verbo”» (cf. sor María Celeste Crostarosa, Retención del alma con el Esposo Jesús [manuscrito inédito], 147).

SEMEJANZA CON EL REDENTOR

Sor Celeste añade otra característica igualmente importante: la memoria viva surge necesariamente de la imitación.

“Los Redentoristas deben imprimir en ellos ‘la vida y la verdadera semejanza’ del Redentor, convirtiéndose en ‘un retrato vivo y vivaz’ (ver Spicilegium Historicum). Pero no hay que olvidar nunca que se trata de una imitación participativa obrada por el Espíritu, que no se cansa de rastrear en nosotros la plenitud de la semejanza de Cristo”.

CONTEMPLACIÓN

La contemplación debe ser el centro de la vida comunitaria.

“La mirada debe permanecer fija en Cristo para dejarse irradiar y transformar en él por el Espíritu, para llegar a ser signo transparente para los hermanos, para gloria del Padre. Todo esto exige un compromiso incesante y amoroso en la profundización del Evangelio, también según la recomendación de su Fundadora, que veía el pasaje evangélico propuesto diariamente en la liturgia como base para toda la jornada”.

CARIDAD FRATERNAL

La caridad fraterna que surge de la contemplación es gracia.

“Debéis saber compartir con vuestros hermanos esa acogida evangélica, constantemente mencionada en vuestras Constituciones. La oración así vivida hace de vuestros monasterios centros de acogida cristiana para cuantos buscan una vida sencilla y transparente para encontrar el pleno sentido de la vida en Cristo. Esto se aplica a todos, pero sobre todo a los jóvenes, hoy más necesitados que en el pasado de experiencias poderosas y más expuestos a la fascinación de las manipulaciones alienantes. Pero sepan desarrollar todo esto en fidelidad a la herencia alfonsiana, que siempre ha privilegiado a los pobres”.

LEALTAD

La fidelidad requiere la valentía de una renovación constante.

“Es necesario “reproponer con valentía la iniciativa, la inventiva y la santidad de los Fundadores como respuesta a los signos de los tiempos que emergen en el mundo de hoy” (cf. Juan Pablo II, Vita consecrata, 37). Es un desafío que la vida de clausura de las mujeres de hoy debe ser vivida con particular valentía frente a la rápida evolución del mundo femenino: vuestra presencia y vuestro testimonio son una contribución preciosa, para que el camino de las mujeres de hoy esté lleno de auténticas ideas evangélicas y profundidad espiritual. La “fidelidad creativa” nos invita también a buscar caminos que permitan a toda la Orden atender a las necesidades de cada monasterio”.

PIEDAD MARIANA

Es necesario contemplar la acción de Dios en María.

“La contemplación de las “maravillas realizadas por el Señor en María” y el esfuerzo constante por “madurar una piedad mariana cada vez más verdadera y profunda”, como afirman vuestras Constituciones, ayudan a daros impulso y confianza”.

a12.com )

Biografia delle Beata Maria Celeste Crostarosa O.Ss.R.

Dal sito redentoriste sant’agata Madre Maria Celeste Crostarosa