Retiro en preparación para el Sínodo de la iglesia Syro Malabar en Kerala, India

0
297

(India) – El Sínodo de la iglesia Syro Malabar en Kerala, India, comenzó el 10 de enero y dura hasta el 15 de enero de 2020. Por primera vez en su historia, la iglesia Syro Malabar tuvo un retiro de 3 días para el padres sinodales (58 obispos, incluido el cardenal arzobispo mayor Alencherry, arzobispos y obispos de las muchas diócesis de la iglesia Syro Malabar en India y en el extranjero, incluido el obispo de la Curia). El Sínodo debe abordar algunos de los problemas apremiantes que enfrenta esta antigua Iglesia, algunos de los cuales tienen que ver con el abuso de poder, las divisiones entre el episcopado, las irregularidades financieras y algunos otros desafíos pastorales. El episcopado ha sido el centro de los medios de comunicación (nacional, local y las redes sociales).

Nuestro Redentorista, p. Joseph Ivel Mendanha, C.Ss.R. (viceProvincial della V. Provincia della Majella) predicó el retiro de 3 días a los Padres sinodales. El tema del retiro fue “Seguir al Señor Jesús más de cerca como obispos”. El padre Ivel desafió a los obispos a anclar su vida y ministerio en la persona del Señor Jesús al hacerles la pregunta: “¿A quién sirves realmente? Los llamó a una vida más radical del Evangelio, abrazando el llamado al discipulado total como se encuentra en Marcos, Mateo, Lucas y Juan. Indicó a los Obispos la visión del Santo Padre, el Papa Francisco de una Iglesia pobre y para los pobres y les ofreció las reflexiones del Papa Francisco sobre el Episcopado y sobre el Sacerdocio hoy. Los invitó, antes de participar al Sínodo, a reflexionar sobre la necesidad y el camino del discernimiento, que es la disposición a dejar de lado las posiciones, opiniones e ideologías para que el Evangelio sea servido y proclamado. La necesidad del momento es un episcopado unido que realmente sea la sal de la tierra y la luz para el mundo, trayendo misericordia y esperanza a un pueblo muy preocupado y sufrido por el ejemplo de sus líderes de la Iglesia.

Los obispos con el padre Ivel pasaron los tres días en silencio, oración común y oración personal, adoración ante el Santísimo Sacramento que finalmente terminó con la celebración del sacramento de la reconciliación. Con el cierre de la Sagrada Qurbana (Eucaristía), los Obispos se comprometieron a ingresar al Sínodo con un espíritu de apertura, diálogo y, sobre todo, con el compromiso de ser fieles al Señor Jesús y su misión.

Print Friendly, PDF & Email