Haiti: El país vive tragedias que son peores que la pandemia

0
397
Escuela San gerardo, Haiti

(Port au Prince, Haiti) – El trabajo misionero de los Redentoristas en algunos países resulta muy difícil debido a causas naturales o a veces por causas de la misma realidad político social que vive la región en donde si vive la misión. Haiti, después del terremoto del 2010 no ha logrado una estabilidad económico-social por muchos motivos, tragedias naturales, equivocada gestión política, reacción popular sin control y otros más.
En tiempos de la pandemia de covid 19, las misiones redentoristas continúan. Con muchas dificultades, pero continúan con la prottección de la patrona de Haiti, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y con la bendición del Redentor.

Hoy, actualizamos las informaciones del país más pobre de América, con una nota enviada por el padre Renold Antoine, Misionero Redentorista:

En una nota publicada y firmada por los miembros de la Conferencia Episcopal de Haití, los obispos denuncian la tempestad que se perfila en el horizonte con la publicación de los últimos decretos del presidente Jovenel Moïse que atentan de manera evidente contra la cultura y los valores del pueblo haitiano.

Mientras que el corona virus sigue su curso en el país, no de manera tan letal como se había previsto. El país vive otras tragedias que son peores que la pandemia COVID-19, tales como la inseguridad, la miseria, el desempleo, la insalubridad, la inestabilidad política, la corrupción, etc. Sin embargo, en las últimas, el gobierno nacional publica dos decretos que hacen que fluya mucha tinta. En uno de estos decretos se habla del Número de Identificación Nacional Único y la Tarjeta Identificación Nacional Única. En el otro se habla sobre el Nuevo Código Penal, por parte del ejecutivo. Los jerarcas dicen que esperan “coraje, lucidez, sabiduría y, sobre todo, respeto por parte del Poder Ejecutivo para no imponer arbitrariamente al pueblo haitiano lo que simplemente va en contra de los verdaderos valores”.
“Nosotros, los obispos católicos de Haití, simplemente queremos declarar enérgicamente que esto es éticamente y moralmente inaceptable en varios puntos, tanto por la forma de proceder como por el contenido. De hecho, en varios puntos, este Proyecto de Decreto es un ataque particularmente grave contra la esencia misma de nuestra humanidad. Involucra los problemas difíciles y complejos de la vida humana: mayoría sexual, incesto, orientación sexual, cambio de sexo, etc. “, escribe la Conferencia Episcopal de Haití.
Según los obispos, estas preguntas candentes requieren consulta y reflexión. Es por eso que este proyecto lleva consigo agitaciones considerables que modifican grave y peligrosamente los cimientos de lo que nuestra civilización construyó para el respeto del hombre, su dignidad, su vida, la familia.
En este mismo orden, los obispos invitaron al ejecutivo a centrarse más bien en los problemas reales de los haitianos y buscar resolverlos, en lugar de buscar importar valores extranjeros y externos a nuestras tradiciones
“Le recordamos al Poder Ejecutivo que es su responsabilidad moral y ética no ceder ante las presiones ideológicas de donde sea que vengan, no involucrar al pueblo haitiano, sin consultarlo, en este camino que no puede que conducen a un colapso aún más catastrófico de lo que sabemos hoy. ¿Es realmente la urgencia del momento, la de pasar en vigencia y discreción este Proyecto de Decreto sobre el Nuevo Código Penal, que debe ser absolutamente cuestionado? ”
Con esta nota, los obispos piden que se detengan y bloqueen estas decisiones por el bien de la población, porque estos decretos amenazan los cimientos mismos de nuestra sociedad, de nuestros convivir, de nuestra cultura, de la fe y la moral cristiana.

Que Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Patrona de Haití, nos proteja de todo mal y nos preserve de todo peligro.

Padre Renold Antoine, Misionero Redentorista

Print Friendly, PDF & Email