La Provincia de Río tiene un nuevo Santuario

0
155
www.igrejasaojose.org.br

Se ha escrito un capítulo especial en la historia de la Iglesia de San José. La iglesia fundada por los Redentoristas de la provincia de Río hace más de 120 años, una de las más antiguas de la ciudad capital del estado Minas Gerais, Belo Horizonte, se convirtió en el Santuario Arquidiocesano de San José. La celebración que marcó la creación del nuevo Santuario tuvo lugar el 19 de marzo, Fiesta de San José, presidida por el Arzobispo de la Arquidiócesis de Belo Horizonte, Monseñor Walmor Oliveira de Azevedo, y concelebrada por Misioneros Redentoristas y sacerdotes de la Arquidiócesis.

La solemne ceremonia de elevación al santuario de San José tendrá lugar el 29 de junio, junto con la conmemoración del 70 aniversario de la fundación de la Provincia de Río de Janeiro.

Iglesia de San José, Belo Horizonte, fuente: Akikolá, abril de 2021

En esta entrevista, el P. José Cláudio Teixeira, C.Ss.R., ahora rector del Santuario, habla de cómo los Misioneros Redentoristas acogieron el anuncio, especialmente en este Año dedicado a San José.

¿Cómo recibió la Comunidad Redentorista la noticia de la elevación de la Iglesia a Santuario?

La Comunidad Redentorista ha recibido esta noticia con mucho cariño. Todos sabemos que la Iglesia San José, ubicada en el corazón de Belo Horizonte, es una Iglesia abrazada por la gente, y de manera especial, por la gente más sencilla. Por eso, la alegría de darse cuenta y sentir que a nuestros feligreses les gustó mucho este título: Santuario Arquidiocesano de San José.

¿Qué se toma en consideración para que una parroquia sea elevada a Santuario?

En primer lugar, el servicio prestado allí. Una forma de evangelizar que gusta a nuestra gente. En segundo lugar, donde las personas se sientan atraídas y hagan de esta Iglesia su lugar de devoción y peregrinaje. Creo que en tercer lugar viene la espiritualidad de nuestro Patrón San José. Hombre acogedor, valiente, que supo escuchar en sueños la voz de Dios. ¡Y cómo nuestra gente necesita soñar!

Háblenos del templo dedicado a San José en el corazón de Belo Horizonte, que destaca no solo por su belleza sino también por su acogida.

Sí, la Iglesia de San José, ahora Santuario, habla por sí sola. Fue un regalo que los sacerdotes holandeses dejaron para nosotros y para la ciudad de Belo Horizonte. Aquí la gente se siente bienvenida. La iglesia, con su arquitectura y pintura, nos invita a rezar. Es un lugar de encuentro con Dios y con uno mismo.

En 120 años de fundación, ¿cuál ha sido el aprendizaje y la evolución del trabajo realizado por los Redentoristas en la capital de Minas Gerais?

Creo que lo que hemos aprendido es pasar de una Iglesia que ofrece sacramentos a una Iglesia que vive los sacramentos. Tenemos varias pastorales y movimientos; todos ellos están llenos de gran vivacidad. Los que llegan aquí saben que serán bienvenidos; la propia arquitectura da la bienvenida a los fieles. Otra lección es el sacramento de la confesión. Los fieles saben que aquí abunda la misericordia. El Misionero Redentorista tiene que insertarse en la realidad para ofrecer a nuestro pueblo palabras sabias para ofrecer a nuestro pueblo palabras de sabiduría y alivio para el corazón. Puedo decir que cada día aprendemos a ser más acogedores y útiles con todos.

En este Año de San José, ¿qué propone el Papa Francisco y qué nos enseña el esposo de María en estos tiempos difíciles?

En su hermosa carta “Con corazón de padre”, el Papa Francisco nos enseña a “ver” a San José, a percibir sus cualidades. Un hombre que vivió tantas angustias pero que siempre escuchó la voz de Dios y tuvo coraje. Creo que la mejor enseñanza es la esperanza y la confianza. En estos tiempos de pandemia, necesitamos estas cualidades. San José es un santo de increíble lucidez.

¿De qué manera vivirá el Santuario el Año Jubilar de San José?

Estamos preparando un folleto sobre la historia de la Iglesia de San José, un video que cuenta las bellezas de nuestro Santuario, una presentación de varias canciones sobre San José, un documental sobre la Iglesia y las historias de nuestros fieles. Creo que durante el transcurso del año, se crearán y se apreciarán otras situaciones hermosas. También estamos llamados a vivir el trípode que constituye un Santuario: la evangelización (espiritualidad), la cultura espiritual y religiosa y la dinámica del servicio (acogida).

Brenda Melo

cortesía: Akikolá, abril de 2021

Print Friendly, PDF & Email