Semana Santa en las paredes de la Basílica Aparecida

0
58

La historia de América Latina narra en muchos episodios el trabajo enorme de los primeros misioneros.
Un método clásico de catequesis, herencia de una cultura occidental, usado con los pueblos nativos ha sido la representación gráfica de muchas escenas bíblicas. No sólo la pintura, en telas y cuadros, sino en las mismas iglesias, ha demostrado la eficacia de esta catequesis. Hoy, después de siglos, podemos contemplar aún mucho de esta herencia.

En Brasil, tenemos algunos ejemplos vivos de este compromiso misionero. Entre otros, les proponemos el Santuario de Aparecida, que, en esta Semana Santa, vienen comentados para vivir juntos la Pasión del Señor.

Entrando al Santuario por la puerta de la Nave Oeste, el devoto puede observar, en el corredor de la Basílica, ocho paneles de azulejos en tonos lilas, con la representación del Nuevo Mandamiento, la Eucaristía y la Pasión y Muerte de Jesús. Las obras son del artista plástico Claudio Pastro.
El color lila de los paneles representa la penitencia y la conversión. Es en la Nave Oeste donde se pone el sol recordando la muerte de Cristo, la luz que se apaga para renacer en la Nave Este, donde están los paneles de la resurrección de Jesús.

Los paneles representan a la mujer pecadora secando los pies de Jesús, la entrada de Jesús en Jerusalén, el lavatorio de los pies, la Última Cena, la oración en el Huerto de los Olivos, el juicio de Jesús, Cireneo cargando la cruz con Jesús y la Crucifixión. En los vitrales también predomina el color lila, creando un clima propicio para la oración.
Al final del corredor de la Nave Oeste, en el lado derecho, se encuentra la Capilla del Santísimo Sacramento, donde el devoto, luego de conmemorar la Pasión y Muerte de Jesús, es invitado a reflexionar sobre cómo está dando su vida como Cristiano.
Sobre la puerta de la Nave Oeste, se encuentra el panel de la ‘Evangelización de Brasil’, que retrata a laicos, sacerdotes, obispos e intelectuales que dieron su vida en defensa de diversas causas, siguiendo el ejemplo de Cristo, que se sacrificó por toda la humanidad.

a12.com/Scala News

Print Friendly, PDF & Email