Bolivia despide a Mons. Waldo Barrionuevo C.Ss.R., Misionero redentorista entregado al servicio de los más pequeños

0
663

Sábado 9 d julio se han celebrado las exequias de Mons. Waldo Rubén Barrionuevo Ramírez C.Ss.R., en la Catedral de Oruro. La misa estuvo presidida por Mons. Cristóbal Bialasik, y concelebrada por varios obispos y sacerdotes. Con la presencia de los Padres Redentoristas, los familiares, la vida consagrada, autoridades y amigos le dieron el último adiós al misionero entregado al servicio de su pueblo.

Mons. Cristóbal Bialasik pronunció la homilía destacando la vida y testimonio de Mons. Waldo Barrionuevo, recordándolo por su sencillez y su cercanía con todos, que vivió con pasión su ser Redentorista y su gran devoción a la Virgen María. “Un instrumento en manos de Dios para el bien”, señaló Mons. Bialasik, “La vida de Mons. Waldo no tenía sentido sin la misión y vivió con alegría el ser Obispo, sacerdote, amigo, Pastor de su pueblo, y fiel a Jesús, aceptaba la cruz con serenidad.”

El Nuncio Apostólico de Bolivia, Mons. Angelo Acattino, dio lectura a una carta en la que el Santo Padre, Papa Francisco expresó su profundo sentimiento de pesar a todos los miembros de la Iglesia particular, familiares y conocidos.  

Mons. Adolfo Bittschi, Obispo auxiliar de Sucre y responsable de Misiones de la Conferencia Episcopal Boliviana, recordó alguna reflexión propuesta por Mons. Waldo durante la Asamblea General de las Obras misionales Pontificias en la insistió en el compromiso misionero de todos y cada uno de los cristianos.

Luego Mons. Giovani Arana, Obispo de El Alto y Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), en nombre del Presidente de la CEB, destacó su pasión por el anuncio del Evangelio y su entusiasmo de trabajar por el Reino de Dios.

El Padre General de la Congregación del Santísimo Redentor, P. Michael Brehl, y sus hermanos Redentoristas, expresaron su gratitud por las condolencias y oraciones.

Al concluir la misa de exequias, el cuerpo de Mons. Waldo fue enterrado en la Cripta del Santuario de Nuestra Señora del Socavón.

(CEB/Scala News)