Brasil celebra los 100 años de la Novena a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

0
1050

El 11 de julio, la tradicional Novena a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro cumple 100 años. El Santuario Nacional de Aparecida celebró esta fecha con una misa solemne en el Altar Central.

La Misa fue presidida por el Superior Provincial de la Provincia de Sao Paulo, Padre Marlos Aurélio. Dom Joércio Gonçalves, el rector del Santuario Nacional, el P. Eduardo Catalfo, Tesorero, padre Luiz Cláudio Alves Macedo, tesorero adjunto, p. Heliomarcos Costa Ferraz, así como otros Misioneros Redentoristas y Padres Diocesanos que concelebraron la Eucaristía.

El Padre Marlos Aurélio comenzó su homilía hablando de la historia de la Novena de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y la misión que los Misioneros Redentoristas recibieron del Papa Pío IX.

“Esta es una fecha muy significativa para nosotros Misioneros Redentoristas, pues el 11 de julio de 1922, en la ciudad de San Luis, en los Estados Unidos, se inició la novena dedicada a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, por los Misioneros de Norteamérica, y es obvio que esta novena forma parte del mandato que la Congregación Redentorista recibió del Papa Pío IX en 1866: “Darla a conocer al mundo”. Y la Novena Perpetua a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro se convierte en ese espacio, ese momento privilegiado para conocer esta devoción a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y ser evangelizados”.

En su reflexión, el P. Marlos explicó que el ícono recibido por los redentoristas es de la cultura bizantina y destacó que, en la concepción oriental, el ícono es una ventana que apunta al cielo, una ventana que nos permite vislumbrar de antemano lo que será nuestra vida con Dios.

“Por eso este icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro no es simplemente una espiritualidad mariana, sino una cristología mariológica. Aunque la figura más grande del icono de la foto es María, el centro de toda espiritualidad es Jesús Redentor y es verdaderamente nuestro Perpetuo Socorro. Es Él quien está sostenido, sí sostenido por un brazo de María, pero con el otro, lo vemos, ella nos indica a Él como camino, como verdad, como vida para todos nosotros. María nos introduce, María nos acompaña, María es la gran maestra de este misterio de la Redención”.

Concluyendo su reflexión, el Misionero Redentorista subrayó la importancia que tiene María para los cristianos católicos y cuánto podemos aprender de ella: “Está más que claro lo importante que es María para nosotros. La Sagrada Escritura lo atestigua, al igual que la tradición de la Iglesia desde hace más de 2000 años. Aprendemos cada vez más de María cómo ser discípulos de su hijo Jesús”.

El monumento del Perpetuo Socorro, en Aparecida, está ubicado junto a la fachada sur, frente al teleférico del Santuario Nacional, y los devotos que visitan la Casa da Mãe pueden tener un momento de oración y devoción frente a la imagen de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

A continuación puede ver la Misa Solemne en conmemoración de los 100 años de la Novena Perpetua: