México: Misión de Semana Santa en San Luis Potosí

0
87

Casi 60 jóvenes participaron en una misión de Semana Santa en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes en El Naranjo, San Luis Potosí, México. El evento, que duró una semana, fue promovido por los padres Manuel Meza y Urbano Gutiérrez, directores vocacionales de la Provincia de México. Yo y su equipo vocacional también participamos.

Naranjo está ubicado en el centro de una zona de México llamada La Huasteca, una zona tropical cerca de la Costa del Golfo donde se filmó Black Panther. La parroquia está compuesta por 18 comunidades o capillas. Se asignaron cuatro jóvenes a cada comunidad. Los tres sacerdotes redentoristas celebraron los sacramentos para cada comunidad.

El tema de la misión fue el “desapego”, que es naturalmente el tema alfonsiano del desapego. Se invitó a la gente a “desligarse” de las distracciones del mundo y centrarse en la celebración de la Semana Santa. La mayoría de las comunidades nunca han celebrado la Eucaristía durante la Semana Santa.

La Huasteca es una región muy pobre de México. La mayoría de las casas tienen pisos de tierra y no cuentan con plomería interna, pero como se pueden imaginar el mayor sacrificio para los jóvenes misioneros fue… ¡¡¡SIN INTERNET!!! Esta fue su separación. La mayoría de las comunidades cuentan con una escuela primaria que termina en quinto grado. Después de eso, los jóvenes se van a la ciudad o empiezan a trabajar en el campo. El principal cultivo de la zona es la caña de azúcar, que se corta, empaqueta y carga en camiones a mano. La mayoría de los hombres tienen visas de trabajo de ocho meses para trabajar en Estados Unidos, dejando a las mujeres y a los niños trabajando en los campos. La pobreza, la separación familiar y el abuso de drogas son los principales problemas de la región.

La misión se centró en celebrar los principales acontecimientos de la Semana Santa. Cada comunidad comenzó la jornada con el rezo del rosario en las calles a las 6.30 de la mañana. Durante la jornada hubo charlas misioneras para tres grupos: niños, jóvenes y adultos. Los horarios de los sacerdotes determinaron la celebración de la Eucaristía.

Como Redentoristas, estamos llamados no sólo a evangelizar, sino también a ser evangelizados. Creo que los jóvenes misioneros fueron evangelizados por los pobres de la Huasteca. Seguramente los jóvenes han evangelizado a este viejo misionero redentorista de Estados Unidos. Su entusiasmo y amor por el carisma alfonsiano eran contagiosos.

La Huasteca es una zona bendecida con suelos fértiles y muchos ríos. Varias hermosas cascadas son atracciones turísticas. Pasamos la mañana del Sábado Santo apreciando la belleza de la zona y compartiendo un almuerzo campestre.

P. Patrick Keyes, C.SS.R.
(fuente: Facebook della Conferenza Nordamericana dei Redentoristi)