La misión en Brasil, la segunda iglesia más grande del país se construirá en Goiás

0
758

(Goias, Brasil) – Solo la torre albergará 74 campanas, incluido el péndulo más grande del mundo, con 50 toneladas.

Barro Preto, actual Trinidad, 1848. Constantino Xavier casa y Ana Rosa ya no podían acomodar el flujo de fieles que acudían a ver el medallón de arcilla que fue encuentrado por dos Goiás aproximadamente cinco años antes, mientras que araban la tierra, y que tenía retratado el Padre Eteno junto al Hijo y el Espíritu Santo, coronando a la Virgen María. La pareja luego construyó una pequeña capilla, cubierta con hojas de burití. Hoy, 170 años después y cuatro templos construídos desde aquél entonces, la ciudad de Goiás será testigo de las obras de lo que deberá ser el hogar del medallón y nada menos que una de las iglesias más grandes del mundo.

El santuario actual fue construido entre 1958 y 1994, es el lugar de la tradicional romería y fiesta en honor del Divino Padre Eterno desde 1974. Las celebraciones de este año, que tuvo lugar a finales de junio, rompió otro récord y recibió alrededor de tres millones de peregrinos durante los diez días de la novena y la fiesta, consolidando Trinidad como el segundo destino religioso más grande de Brasil, detrás de Aparecida.

Los números son excelentes: durante los diez días el santuario, dirigido por los religiosos redentoristas, celebró 121 misas, 45 novenas y cientos de bautismos y confesiones. Solo en los últimos tres días de la fiesta, la basílica recibió 1.7 millones de visitantes. La peregrinación de coches de bueyes, reconocida en 2016 como patrimonio cultural brasileño por el Instituto Nacional de Historia y Patrimonio Artístico (IPHAN), consistió en más de 350 coches, procedentes de Goiás y otros estados de la región, algunos de ellos tuvieron que hacer 20 días para llegar al santuario.

Superlativo es también el diseño del nuevo santuario en construcción desde 2012, queda a  poco más de un kilómetro de la actual Basílica: el complejo tendrá 145,000 metros cuadrados de área construida, equivalente al estadio Maracaná. Solo la iglesia tendrá más de 12 mil metros cuadrados, lo que la convertirá en la segunda iglesia más grande de Brasil y la tercera más grande del mundo. La iglesia tendrá 6,000 personas sentadas o 13,000 pies, y la plaza a su alrededor tendrá capacidad para 250,000 personas. La torre, de 110 metros de altura, más alta que el Palacio Nacional de Congresos, albergará 74 campanas, incluida la campana más grande del mundo, Vox Patris, de 50 toneladas.

Sobre las obras de arte, el santuario confirmó recientemente el nombre de Marko Ivan Rupnik, uno de los artistas sagrados de la actualidad. El jesuita esloveno, es el director del Centro Aletti de Roma, y ​​es responsable de las obras en iglesias famosas de mosaico como santuarios de peregrinación, la Basílica de la Santa Trinidad en Fátima, el santuario de San Pío de Pietrelcina, el Santo Santuario de Juan Pablo II Cracovia y la Capilla Redemptoris Mater en el Vaticano. Los mosaicos de Rupnik y su equipo cubrirán entre 50 y 60 mil metros cuadrados de muros del nuevo santuario.

Para acompañar el crecimiento de la devoción y el movimiento de desplazamiento en la ciudad de 121.000 habitantes, debido a la nueva posición del santuario, el padre Robson de Oliveira, el rector de la basílica entre 2003 y 2015, fundador del Padre Eterno (Afipe) y actual superior provincial de los Redentoristas en Goias, propuso un plan de desarrollo estratégico llamado Trinity +20. “Los políticos querían +10, pero dije que este es un juego político. Es inútil, necesitamos 20 años”, dijo. “La Trinidad crecerá y será una ciudad muy importante y fuerte, una referencia para católicos y no católicos”.

*****

El periodista fue a Trindade para acompañar la peregrinación por invitación de la Asociación de Hijos del Padre Eterno (Afipe).

(tomado de Sempre Familia)

Print Friendly, PDF & Email