Oraciones por la delicada situación en Burkina Faso.

0
345

Queridos hermanos, familiares, amigos y laicos asociados de toda la Congregación:

Es posible que no sepamos lo suficiente sobre lo que está sucediendo en esta parte de África occidental donde viven y trabajan nuestros cohermanos de la Viceprovincia de Africa occidental. Pero puedo decir que desde hace poco más de tres años, esta es un área de gran inestabilidad e inseguridad, donde hay incidentes de violencia y ataques mortales por parte de grupos terroristas. Casi todos los días mueren personas en Burkina Faso o en países vecinos (Níger, Mali y Nigeria).

Recientemente, el jueves pasado recibimos la noticia de que tres familiares (incluida una mujer con el bebé en el vientre) de nuestros dos hermanos: los padres Justin y Evariste OUEDRAOGO, de la aldea de Kongoussi en Burkina Faso fueron asesinados.

Condolencias y oraciones por nuestros hermanos y sus familias.

En nombre del Padre General y de todo el Gobierno General, les ofrecemos nuestras más sentidas condolencias y oraciones. Aún rezamos para que Dios acoja a estos tres familiares difuntos en su reino de vida, paz y amor. Sí, que Dios nuestro Padre les conceda descanso eterno y consuelo a todos los miembros de sus familias. Amén.

Para todos nosotros, queridos hermanos, amigos y compañeros laicos de la familia redentorista, “la familia es un cuerpo, y en este cuerpo cuando un miembro sufre, es todo el cuerpo el que sufre con él”. Como familia religiosa, ofrecemos aquí el testimonio de nuestra solidaridad y nuestras oraciones a nuestros miembros que sufren por el terrorismo (jihadista, fanatismo y radicalismo) en esta área de África Occidental (Burkina, Níger, Nigeria y Mali). Padres Justin y Evariste OUEDRAOGO, aquí está nuestra amistad fraterna y nuestras condolencias. Somos  “Testigos del Redentor: ¡Solidarios para la misión, en un mundo herido!”

Por esta razón, me gustaría invitar a toda la Congregación a orar, no solo por estos cohermanos y sus familias que están sufriendo el dolor de esta pérdida de vidas humanas, sino también por todas las personas que han perdido sus vidas y las que han perdido sus vidas a causa del mal mortal del terrorismo, la intolerancia, la violencia, la venganza, la inseguridad y su confusión.

Cristo el Redentor dijo: “Confía en que he vencido el mal”. Sí, lo sabemos, y creemos que “Copiosa Apud Eum Redemptio” – “¡En él hay abundante redención!”

Confiados de su presencia a nuestro lado, pidámosle que fortalezca nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro amor entre las pruebas y tribulaciones de nuestro mundo herido. Que el Señor nos haga a cada uno de nosotros un portador de su vida y del Evangelio de amor, y que sea siempre más fuerte que el mal y la muerte en todas sus formas. amén

Unidos fraternalmente en el Cristo Redentor.

Padre Nicolas Issifi-Ayouba, C.Ss.R.

Print Friendly, PDF & Email