Año nuevo con celo misionero: una carta de Argentina

0
392

¡Querida familia redentorista!

Con la alegría misionera que nos abrazó al recibir el 2020, les saludamos con Jesús Misionero. A través de estas líneas, queremos compartir historias de redención y misión al final de este maravilloso mes de enero. Indudablemente fue el comienzo del año con un marcado misticismo misionero.

# Misión juvenil: del 6 al 12 de enero, comenzamos nuestra misión juvenil en la parroquia de San José, provincia de Cachi – Salta, al noroeste de Argentina, visitando largos tramos en kilómetros, viajando a través de grandes aventuras típicas de la geografía de los Valles, dificultades en las carreteras y poca cobertura de la señal de la red celular. Las buenas noticias de Jesús han ido más allá de la tecnología y nos han renovado en nuestra pasión por la misión. Asistieron unos sesenta y cinco jóvenes misioneros, acompañados por hermanos y sacerdotes de las comunidades de la provincia.

#CampaMission: Con el lema “Quién es el joven para que puedas mirarlo”, del 13 al 17 de enero, comenzamos la “Campaña – Misión” en la zona rural de Goya, (Paraje Tres Bocas). Junto con un grupo de jóvenes de la región de Buenos Aires y la parroquia de San Jacinto y San Roque, acompañados por moderadores religiosos y laicos de Goya, experimentamos un hermoso espacio para jóvenes, caracterizado por la presencia de adolescentes y jóvenes de varias comunidades en la campaña. Asistieron alrededor de 60 adolescentes y jóvenes. Celebramos la siembra que tuvo lugar durante estos años en ese lugar, la cosecha fue abundante. Que el Espíritu Santo continúe enviándonos y participando en este enfoque misionero.

# ENAR2020: “Al estilo de María, dejarnos influenciar en la vida”, fue el lema que nos acompañó durante nuestra ENAR 2020 (reunión nacional de adolescentes), celebrada del 20/01 al 24/01. Junto con un centenar de adolescentes, presenciamos un ministerio juvenil revitalizado por la presencia de María, con motivo del año nacional mariano. Al estilo de María, discípula y misionera, entramos en el misterio de nuestra vida, con el deseo de ser evangelizadores, comprometiéndonos a ir en contra de la corriente y ser protagonistas en nuestra historia de hoy.

Nos confiamos bajo la ayuda materna de María, para que el Año Mariano nacional sea una oportunidad para crecer en el discipulado y en el anuncio de las Buenas Nuevas a toda la creación, siendo Testigos del Redentor, solidarios para la misión en un mundo herido.

P. P. Ezequiel Le Favi C.Ss.R. & Team RYVM

Print Friendly, PDF & Email