Brasil: el Seminario del Santísimo Redentor de Sacramento en la memoria de los pueblos

0
157

HISTORIAS Y RECUERDOS DEL SEMINARIO DEL SANTISIMO REDENTOR EN SACRAMENTO,
MG – LAS OPINIONES DE LOS QUE VIERON

San Pablo, apasionado de Jesucristo, dice con razón: “El amor de Cristo nos impulsa”.
(Alfonso María Liguori – La práctica del amor de Jesucristo).

El 28 de agosto de 2021 tuvo lugar el lanzamiento de la obra colectiva: “Historias y Memorias del Seminario Santísimo Redentor de Sacramento, MG – Miradas de los que allí pasaron”. La dinámica de la Directa fue única porque, en ella, tomaron la palabra cada uno de los segmentos registrados en la obra: formadores y párrocos, Hermanos, Oficiales, Oblatos, seminaristas y familiares de seminaristas (hijos y esposas) para aludir a la obra. porque fue escrito de forma colectiva, participativa y memorable.

El inicio de las obras tuvo lugar en el contexto de la conmemoración del 60 aniversario del Seminario del Santísimo Redentor en Sacramento, MG. Esta Casa de Formación y experiencia de la espiritualidad redentorista en su dimensión redentora fue la realización del sueño del Padre Antônio Borges de Souza, su idealizador. Un lugar que podría ser punto de paso y encuentro entre las lejanas tierras de Goiás y San Paolo. La ciudad de Sacramento -en Minas Gerais, una ciudad abismal como dice Carlos Drummond de Andrade y donde el sol brilla de manera diferente y barroca, como el color del oro, tanto al amanecer como al atardecer- se presentó por la tarde, el Lanzamiento del trabajo colectivo como signo, como ocurre en Sacramento de las cosas invisibles vividas de manera visible en la vida de cada uno de los que han moldeado su vida en el tiempo y el espacio. En Sacramento, por tanto, sacerdotes redentoristas que han marcado y marcado en la vida, como Antônio Borges de Souza, Víctor Coelho de Almeida, Luiz Carlos de Oliveira, Eugenio Antonio Bisinoto y muchos otros. Hoy, la antigua casa redentorista de formación y espiritualidad sigue cumpliendo su vocación de bien público para el pueblo de Sacramento a través del Centro de Asistencia Social, rindiendo homenaje al Padre Antônio Borges de Souza.

Lanzamiento de la obra

El sábado del lanzamiento de la obra colectiva fue un sábado memorable, por la memoria de la obra, por la memoria del día en que se celebró en el calendario litúrgico, después de la fiesta de Santa Mónica, su hijo, S. Agustín, por la memoria de la misma espiritualidad redentorista de manos de San Alfonso de Ligorio y de la Madre María Celeste Crostarosa como memoria viva, memoria del Redentor, memoria de la omnipresente redención abundante. Bonaventura da Bagnoregio, en su obra “Itinerario de la mente para Dios”, en el capítulo III, La contemplación de Dios a través de su imagen impresa en los poderes del alma, afirma que “la actividad de la memoria consiste en retener y representar no sólo la presente y temporal, pero también contingente, simple y eterno. Guarde las cosas pasadas para el recuerdo, las cosas presentes para la visión, las cosas futuras para la predicción ”. Sea la memoria viva: la memoria de la redención abundante como el pasado; está presente, es el futuro. Es, por tanto, porque existe en la historia, en la tradición, en experiencias sencillas y eternas. La obra colectiva es, por tanto, un memorial, como dice el título, de quienes han pasado por ella, conservando recuerdos del pasado. Y, tal vez, el sábado, el día de la fiesta de San Agustín, un día que no es accidental, pero que está vinculado a la hermosa obra – síntesis de la Teología científica Moralis en la base de todos los más pobres de Nápoles, los pastores de las montañas – Práctica del Amor de Jesucristo, porque Agustín y Alfonso se encuentran en la frase: ¡Ama y haz lo que quieras!

Así, en la directa de la presentación – reteniendo las cosas de la memoria presentes con la visión – se hicieron las memorias de la Memoria, la Memoria Viva de las memorias vivas, porque en la Escuela de Alfonso y Celeste, que es la Escuela de Jesucristo, Memoria Viva. ! Este es el significado, signo, sacramento del Santísimo Redentor del Seminario y, de las miradas de quienes lo han atravesado, ¡en Sacramento! ¡Y en esta Escuela, que también fue la Escuela de Bernhard Häring, donde aprendemos el gesto de la memoria agradecida! ¡Una obra colectiva, por tanto, de agradecida memoria!

En los diversos y diferentes dichos de cada uno, de cada uno de los segmentos inscritos en la obra, la vida de cada uno, inmersos en la devoción popular, en las políticas públicas, en la dimensión ecuménica, en la vida laical en la Iglesia y en el mundo, se ha revelado un poco, en la familia, en la vida oblata, en la cultura latinoamericana y caribeña, es decir, en cada momento – de los que han estado allí – continuando la espiritualidad del Redentor en las diferentes dimensiones de la existencia humana en el mundo. Así, esta forma de encuentro en forma de Vida Memorable se nos ha revelado como un camino, desde Caminar juntos – modelo de Iglesia tan querido y deseado por Francisco, el Papa – y que hace que esta Sesión de UNESER sea singular y particular (Unión Nacional de los Ex Seminaristas Redentoristas de Brasil), a partir de la experiencia de vida del Seminario del Santisímo Redentor de Sacramento, establece una forma de ser de UNESER en Brasil con dimensiones latinoamericanas-caribeñas de manera pluralista, porque hoy la Congregación del Santísimo Redentor se está rediseñando en su vertiente geopolítica-religiosa en América Latina-Caribe. Es el carisma y la espiritualidad de la redención lo que se traduce, por tanto, en Nuestra América.

Los padres Alberto Pasquoto y Luiz Carlos de Oliveira, así como Miguel Alcânjo Soares han hablado señalando, ahora, de la memoria al futuro como predicción, abriendo nuevos horizontes como caminos para seguir al Redentor, porque hay que celebrar en la tierra para poder celebrar por siempre en el cielo. Palabras decisivas en el sentido de actualizar la memoria viva del Redentor comprometiéndose en ella, con él y para él, estableciendo una UNESER como espacio eclesial, teológico de amistad y amor, construyendo así: un laicado redentorista en una dimensión ecuménica en armonía Con la Constitución pastoral Gaudium et Spes del Concilio Vaticano II, una forma de ser oblatos iluminada por la espiritualidad redentorista, una sintonía con la devoción popular de nuestro pueblo caribeño latinoamericano como recomienda el Documento de Aparecida (DAp) – 2007 y como Fue para Alfonso en Nápoles en el siglo XVIII, una forma de construir el bien común involucrado en las políticas públicas necesarias, principalmente para los más pobres de América Latina y el Caribe, y una presencia de la familia, donde las mujeres y los niños son signos, protagonistas. y continuadores del carisma de la redención.

La historia que se muestra en la presentación en vivo, que al no poder asistir personalmente a la ceremonia en la ciudad debido a la pandemia, permitió a los participantes “estar en Sacramento” en la ceremonia virtual porque ese día todos estábamos allí. Según informa Messias dos Reis Silveira, quien allí estudió, la acción misionera redentorista integrada con la población y colaboradores del evento, “nos ha sacramentado”. Así, en el diálogo como protagonista, en la obra publicada de manera colectiva y participativa, caminamos luego, desde esa Casa Redentorista de Formación hacia muchos otros espacios en aperturas de horizontes que amplían la espiritualidad redentorista.

Finalmente, y no podía ser de otra manera, el proceso de construcción de la obra colectiva y participativa Historias y Memorias del Seminario Santísimo Redentor de Sacramento, MG – Miradas de los que allí pasaron, y la realización de la Directa solo fueron posibles gracias a la gestos de asertividad y conductividad de la mano de Vicente de Paula Alves y otros colaboradores. Muchas gracias a ellos por haberse asegurado de que quienes no han pasado por el Seminario del Santísimo Redentor de Sacramento hayan comenzado a formar parte, desde entonces, de este bello y vivo recuerdo de recuerdos vivos, para dar a conocer a través de la lectura el trabajo apreciado.

Edivaldo José Bortoleto / Vicente de Paula Alves – 10 de septiembre, invierno de 2021.

Print Friendly, PDF & Email