Celebración del Centenario de la Novena del Perpetuo Socorro

0
85
Los cohermanos redentoristas (de izquierda a derecha) P. Pete Schavitz, P. Steve Benden, P. Rodney Olive, P. Tom Donaldson y H. Dan Korn.

Es una mañana nublada en North Grand Blvd. en St. Louis, pero en el interior de la Iglesia de San Alfonso, el santuario de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro brilla con luz propia. Enmarcado por unos exquisitos vitrales realizadas en 1904, el icono de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro contempla a sus hijos cuando a ella vienen trayendo sus penas, alegrías y necesidades.

La Iglesia de San Alfonso celebró el centenario del culto que semanalmente se realiza en honor de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro; un siglo de devoción por parte de los devotos y de intercesión de nuestra Madre.  Durante la semana precedente a la fiesta se realizó un triduo, y una celebración solemne el día de su fiesta. Desde 1922 el culto a Nuestra Madre atraía a cerca de 18.000 personas que participaban cada martes de los 11 servicios que se ofrecían. Era una multitud tan grande que la autoridad de tránsito local tuvo que añadir rutas adicionales de autobús y tranvía para favorecer el flujo de los devotos cada martes.

El hno Dan Korn explica el sentido del Icono de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro.

La asistencia ha disminuido a lo largo de las décadas, y ahora sólo participan fielmente unas 20 personas. “El fervor y la pasión por Nuestra Madre del Perpetuo Socorro ya no es como antes”, afirma el párroco Steve Benden. “Seguimos trabajando para ganar el interés de las personas y su participación en esta tradicional novena”.

Durante el triduo, el célebre experto en el Icono del Perpetuo Socorro, Hno Dan Korn, compartió sus conocimientos sobre los contenidos del icono, y después de cada celebración los fieles recibían la bendición con el icono por parte de los Redentoristas. En la celebración estuvieron presentes devotos procedentes de todo Estados Unidos, así como de otros países como Brasil, Italia, India, Bangladesh, Dinamarca, Irlanda, España, Filipinas, Austria y China.

Mons. Bruce Lewandowski de Baltimore preside la misa acompañado por los concelebrantes P. Pete Schavitz y P. Rodney Olive,  y asistido por el monaguillo Andrew Tran-Chung.

El obispo redentorista de Baltimore, Mons. Bruce Lewandowski, presidió la misa dominical, acompañado por Malcolm Speed.  El coro Voices of Praise, dirigió el canto y la alabanza de toda la congregación. Los líderes del movimiento litúrgico dirigieron una jornada adoración y contribuyeron a que la presencia del Espíritu se sintiera a lo largo de la Misa.

La fiel laica Deborah Grant calificó la celebración del domingo como dinámica y dijo que el mensaje del Obispo Bruce sobre Nuestra Madre del Perpetuo Socorro había sido edificante e inspirador. También señaló que la interpretación del “Ave María” realizado por Ronda Branch había sido “impresionantemente hermoso”. Denise y Ben Phillips añadieron que Ronda y los demás líderes de la liturgia “fueron muy acertados en la preparación y se desempeáron brillantemente.”

Richard Buckley, asociado redentorista, también apreció la homilía. Dijo que “el Obispo Lewandowski compartió un testimonio profundo, edificante y hermoso del verdadero poder de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro. Nos hizo pensar en las muchas veces que nos dirigimos a ella como sus devotos, y en las innumerables peticiones que han encontrado respuesta en su poderosa intercesión. Su mensaje fue una bendición para todos los que escucharon este testimonio”.

Nuestra Madre del Perpetuo Socorro sigue intercediendo por sus hijos, y el P. Steve espera que el entusiasmo manifestado en la reciente celebración inspire a los fieles de San Luis y de otros lugares del mundo a seguir participando en la novena a Nuestra Madre del Perpetuo Socorro.

Texto y fotos de Andrew Tran-Chung
Cortesía de Denverlink, actualización del 01 de julio de 2022.

Print Friendly, PDF & Email