¿Qué me lleva a ser una mejor persona?

0
209

El P. Rogério Gomes, C.Ss.R, consejero general y profesor de la Academia Alfonsiana, ha publicado un nuevo libro: Provocações para sermos melhores. A vida que provoca a fé e a fé que ilumina a vida [Provocaciones para ser mejores. La vida que genera la fe y la fe que ilumina la vida], publicado por la Editorial Santuario, Aparecida.

El prefacio de la obra está escrito por Rita de Cassia Mendes Alvares, doctora en Psicología por el Instituto de Psicología de la Universidad de São Paulo (USP) y maestra en Psicología Social e Institucional por la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS). 

En la introducción se lee: “La posibilidad de ser bueno y actuar con bondad existe en esta vida, en este mundo. Y para eso fuimos creados. Así, cada momento de nuestra vida se traduce en posibilidades de hacer algo mejor. Incluso nuestros errores tienen un potencial pedagógico, ya que posibilita un aprendizaje que nos ayuda a ajustar nuestras acciones. Es aquí donde encontramos esta provocación… ¿qué nos enseña nuestros errores?  Vivir en este mundo no es fácil. Nos enfrentamos a retos y desafíos a cada momento. Sin embargo, es ahí donde construimos nuestra historia. Ninguna historia humana es una tragedia, incluso cuando hay adversidades. Existe siempre la posibilidad de algo nuevo, de construir algo bueno”… (p.9).

El libro está compuesto por 55 textos de meditación y reflexión que tocan cuestiones existenciales en varios sentidos. 

El autor parte de las cosas sencillas y de la cotidianidad de la vida para hacernos reflexionar sobre nuestra relación con nosotros mismos, con los seres humanos, con Dios y con los diferentes acontecimientos que nos rodean. Cada uno de los temas toca la vida de una manera diferente. Son temas existenciales y nos hacen reflexionar y profundizar en nuestra vida de fe para mejorar nuestra relación con Dios y, por tanto, mejorar en nuestras acciones. Con un lenguaje sencillo y poético, el autor lanza al lector algunas provocaciones con la intención de que el mismo pueda hacer sus propios juicios y busque sus propias respuestas. 

Al final del libro nos encontramos con este interrogante: ¿cuáles fueron las provocaciones que emergieron con la lectura del texto? Este itinerario es procesual y debe llevarte a pensar cómo enfrentas tu vida, cómo profesas tu fe y en qué manera la profesión de esta fe califica tus acciones cotidianas en el mundo y hace que esas acciones sean transformadoras y tiendan siempre al bien. Este es un camino difícil pero hermoso de recorrer. Uno no puede delegar a otros las propias responsabilidades personales. En este sentido, el proceso de conversión personal diario es personal y va a depender, en primer lugar, de cada uno” (p. 127).

Scala News

Print Friendly, PDF & Email